martes, 14 de septiembre de 2010

Cognición

Cognición
El concepto de cognición (del latín: cognoscere, "conocer") hace referencia a la facultad de los seres de procesar información a partir de la percepción, el conocimiento adquirido (experiencia) y características subjetivas que permiten valorar la información.
Este término es utilizado por la psicología moderna, concediendo mayor importancia a los aspectos intelectuales que a los afectivos y emocionales, en este sentido se tiene un doble significado: primero, se refiere a una representación conceptual de los objetos. La segunda, es la comprensión o explicación de los objetos. http://www.psicopedagogia.com/definicion/cognitivo
Los procesos cognitivos pueden ser naturales o artificiales, conscientes o inconscientes, lo que explica el por qué se ha abordado su estudio desde diferentes perspectivas incluyendo la neurología, psicología, filosofía y ciencias de la información - tales como la inteligencia artificial y la Gestión del conocimiento.
La cognición está íntimamente relacionada con conceptos abstractos tales como mente, percepción, razonamiento, inteligencia, aprendizaje y muchos otros que describen numerosas capacidades de los seres superiores- aunque estas características también las compartirían algunas entidades no biológicas según lo propone la inteligencia artificial.
En las primeras etapas de desarrollo del concepto se creía que la cognición era una característica solamente humana pero con el desarrollo de la etología y la Inteligencia Artificial se discute la validez de tal argumento.

¿Dónde está la sabiduría que hemos perdido con el conocimiento?
¿Dónde está el conocimiento que hemos perdido con la información?

Son dos versos del poema "La Roca" de T.S. Eliot

Con la información obtenemos un conjunto organizado de datos sobre objetos o fenómenos. Con la información tenemos los datos necesarios para entender qué es un limón o hacernos una idea aunque no hayamos visto ninguno en nuestra vida. Obtenemos información al leer y dar forma a la definición de limón

Con el conocimiento (del latín cognoscere, del que por cierto también deriva la palabra Noble) interiorizamos la información recibida y nos creamos un modelo interno de entendimiento que establece una relación entre el sujeto que conoce y el objeto sobre el que conoce. El que conoce identifica un limón cuando lo ve.

Con la sabiduría (Del latín sapere: saber o saborear) el conocimiento se imbrinca con nuestra forma de pensar y actuar. Activa mecanismos de reflexión y juicio y se convierte en virtud. Derivar el término del significado saborear es así mismo iluminador, si el conocimiento es un acto mental, la sabiduría es un acto sensitivo. Si la información es externa al individuo y el conocimiento es un puente entre el individuo que sabe y el objeto sobre el que sabe, la sabiduría es completamente interna pero está orientada hacia la práctica. El sabio hace limonada cuando la vida le da limones

Entender los tres términos hace más fácil darse cuenta de que más información no va a hacernos necesariamente más conocedores de la realidad ni más sabios. Así mismo ilustra que poner una cita como la que encabeza este post no dice nada de la sabiduría del que la reproduce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada